La importancia del calentamiento físico

Importancia Calentamiento Físico

Antes de hacer una actividad física es necesario realizar un correcto calentamiento, de modo que los músculos puedan rendir más y evites lesiones.

El objetivo central es que te incorpores en forma progresiva al nivel deseado, permitiendo la adaptación del corazón, la circulación sanguínea, la respiración, y el trabajo a nivel de tendones y músculos.

El modo más fácil para comenzar con un programa de ejercicios es caminando. Caminar se convierte en un ejercicio de entrenamiento cuando incrementas la velocidad y la fuerza como para llevar tu ritmo cardíaco a otro nivel. En el caso de personas con mala condición física caminar puede ser un buen estímulo inicial.

A continuación te brindamos diferentes estilos de calentamiento y estiramiento:

Estiramiento de la pantorrilla

Mira hacia una pared, parándote a 2 pies de distancia. Mantén tus talones en el piso y tu espalda derecha, inclínate hacia adelante y presione tus manos y frente hacia la pared. Debes sentir el estiramiento en el área encima de tus talones. Mantén esta posición por 20 segundos y luego relájate. Repite el ejercicio.

Estiramiento de cuádriceps

Mira hacia una pared, parándote a 1 pie de distancia. Apoya tu mano derecha contra ella. Levanta tu pie derecho por detrás y agárralo con tu mano izquierda. Suavemente, levanta el pie hacia los glúteos, estirando los músculos por 20 segundos. Repite el estiramiento con la pierna izquierda.

Estiramiento de la ingle

Agáchate y coloca ambas manos en el piso delante tuyo. Estira tu pierna izquierda hacia atrás. Mantén tu pie derecho completamente en el piso, e inclínate hacia adelante con el pecho hacia tu rodilla delantera, y gradualmente, cambia la cantidad de peso hacia tu pierna trasera, manteniéndola lo más recta posible. Realiza este estiramiento por 20 segundos. Repite el ejercicio con tu pierna izquierda hacia atrás.

Estiramiento de los músculos traseros (tendón de la corva)

Recuéstate con la espalda recta contra el piso y ambas rodillas dobladas. Tus pies deben estar planos contra el piso, con 6 pulgadas entre cada pie. Dobla la rodilla derecha hacia tu pecho y sostenla con las manos durante 8 minutos y luego relájate. Repite el ejercicio con el otro pie.

Estos estiramientos te permitirán iniciar tu rutina de ejercicios de una manera segura y eficiente.

468 ad